//
estás leyendo...
No tanto Divague...

Lo Que Hay Que Pagar…

Dicen que el día de la amistad es una fecha comercial. Y lo dicen convencidos. Dicen que es un día en el que hay que pagar un precio. Aquí me permito el beneficio de la duda. Tal vez ahora sea así en cierta medida, pero no nació así. La intención era sólidamente sincera. Y con mis recuerdos de la niñez y la adolescencia y la juventud reciente proyectándose en mi mente, me atrevo a decir que con gusto pagaré el precio que sea, si de eso se trata, mientras viva.

Pago por aquel momento en que una mirada amiga me advirtió del peligro cercano o lejano. Pago por aquella voz amiga que me dio su aliento. Pago por aquellos oídos amigos que se atrincheraron a mi favor, escuchando mi catarsis existencial. Pago por aquella risa compañera de la travesura infantil, juvenil o cercana, llevada a cabo con creces. Pago por esa encogida de hombros amiga ante el reclamo ajeno por un error mío, convertido en secreto. Pago por esas manos que me rescatan del abismo, una y otra vez. Pago por esas encubiertas cómplices que taparon más de un agujero provocado por mi persona. Pago por esa vista gorda que me permite salirme con la mía. Pago por esos brazos que me rodearon tantas veces en un cálido abrazo. Pago por ese lavado de cabeza salvador de una mala elección. Pago por las ganas de prestarme un mínimo de atención. Pago por esos gestos de conciliación que buscan solucionar problemas a costa de nervios y penurias.

Pago por esos “me gusta” que le dan color a mis disparatados posteos en el facebook. Pago por los “retuiteos” que gentilmente hacen valer lo que escribo en el Twitter. Pago por esas molestias que se toman tantas personas por comentar sobre alguna de mis publicaciones en las redes sociales.

Pago por esos amigos de infancia que no tienen precio. Pago por esos amigos del colegio que me pueden mirar a los ojos con cristalina confianza. Pago por esas amistades de la facultad que saben comprender y respetar el esfuerzo de forjar una educación. Pago por esas amistades del trabajo, que valoran, colaboran y se esfuerzan a la par de uno, en la lucha del día a día. Pago por los parientes que son amigos, más allá del vínculo de sangre. Pago por los vecinos que sin dudar te ayudan como si fueran amigos de siempre. Pago lo que haga falta y con certeza me quedaré corto igual.

Enorgullecerse de tener pocos amigos es muy mezquino. En mi caso, cada persona que me acompaña, sea desde la distancia o desde la cercanía, se merece un momento de un día en todo el año al menos, en el que se le retribuya por su generosidad de tenerme en cuenta y por su invaluable amistad. Hay amistades y amistades, cierto. Pero también hay días y días, y éste es muy especial. La felicidad es un camino, no un objetivo y la clave está en saber esquivar los baches. Mi equipo de bacheo es numeroso y lo conforman ustedes, amigos de ayer, hoy y siempre. Amigos de todas partes y todos los lugares. Amigos y amigas… ¡No tienen precio!

La amistad verdadera traspasa todas las barreras de la ignorancia humana...

La amistad verdadera traspasa todas las barreras de la ignorancia humana…

Anuncios

Acerca de javiernez

Periodista. Locutor para Radio y Televisión. Pseudo Operador de Radio. Me gusta escribir (soy lo bastante caradura como para hacerlo en un blog por ejemplo), la música, el cine, los deportes y poder recorrer el camino de la felicidad, sorteando sus "baches" como principal objetivo de la vida, aunque no lo consiga siempre. El divague está a la orden del día, aunque no sea lo constante. Sigueme en Twitter: @javiernez.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: